Situación actual del hidrógeno en España y necesidades para lograr los objetivos planteados

Por la Asociación Española del Hidrógeno (AeH2)

Durante la COP23 celebrada en Nonn (Alemania) del 6 al 17 de noviembre de 2017, se ha analizado la visión global del papel del hidrógeno en la transición energética, poniendo de manifiesto que es un combustible vital e imprescindible para poder alcanzar los objetivos de reducción de emisiones a 2050.

Actualmente, las actividades relacionadas con el hidrógeno generan en España un volumen de negocio de 71 M€ y dan trabajo directo a unos 550 profesionales. Para 2030, se estima que la cifra de negocio supere los 22.000 M€ y que el empleo en el sector ascienda a 227.000 personas. Y es que la posición de España respecto al mercado de las tecnologías del hidrógeno se considera muy favorable debido a la gran capacidad en el área de las energías renovables, a las excelentes capacidades de I+D+i y centros de investigación, desarrollo, homologación y certificación con los que contamos. Sin embargo, según el informe “Expectativas de creación de empleo en hidrógeno y pilas de combustible en España”, publicado por la Plataforma Tecnológica Española del Hidrógeno y de las Pilas de combustible (PTE HPC) en 2013, se podría sufrir la pérdida de más de 800.000 empleos en 2035 si las decisiones en el corto plazo no son las correctas.

Uno de los principales retos a conseguir para que el uso energético del hidrógeno se convierta en algo cotidiano es generar un mercado con suficiente masa crítica; objetivo que se ha visto fuertemente impulsado por la Directiva 2014/94/UE del Parlamento Europeo relativa a la implantación de una infraestructura para los combustibles alternativos, entre los que se incluye el hidrógeno. El transporte es, a día de hoy, la aplicación puntera del hidrógeno y de las pilas de combustible y, en el caso de España, contamos con un gran potencial para poder abastecer de hidrógeno renovable al sector transporte, por lo que las expectativas respecto al desarrollo de estas tecnologías son muy altas.

Actualmente contamos con seis estaciones de repostaje de hidrógeno en operación, situadas en Andalucía (Sanlúcar la Mayor y Sevilla), Aragón (Zaragoza y Huesca) y Castilla-La Mancha (Albacete y Puertollano), todas ellas necesitan ser repotenciadas a 700 bar, pues en la actualidad suministran a 350 bar. A estas seis, pronto se sumarán otras tres en Aragón y una en Cataluña gracias al proyecto H2PiyR - Interreg POCTEFA, el cual busca desarrollar un corredor transfronterizo de hidrogeneras entre España, Andorra y Francia. No obstante, las 6 infraestructuras de repostaje existentes y las 4 nuevas que se instalarán, necesitan ser tramitadas para dejar de ser infraestructuras de repostaje experimentales y poder ser infraestructuras de repostaje de uso público.

El parque de vehículos con hidrógeno existente está vinculado a proyectos de I+D+i y de demostración, puesto que todavía no contamos con vehículos comerciales matriculados en España. Esta es una situación que cambiará en el corto plazo gracias tanto a proyectos específicos como el H2PiyR, que pondrá en circulación 16 vehículos eléctricos de pila de combustible de hidrógeno (ocho furgonetas, seis turismos y dos autobuses), como a los múltiples incentivos y medidas de impulso en pro de los vehículos alternativos que ha desarrollado el gobierno (planes autonómicos, PIMA, proyectos CLIMA, plan MOVEA 2017 y plan MOVALT Vehículos, bonificaciones en el impuesto de circulación y en el IRPF, exenciones en el impuesto de matriculación, etc.).

La estrategia de apoyo a los combustibles alternativos de España, recogida en el Marco de Acción Nacional de Energías Alternativas en el Transporte (MAN) y coordinada por el Ministerio de Economía, Industria y Competitividad, prevé (de acuerdo a la evolución esperada para el mercado) que España contará en 2020 con 20 hidrogeneras en operación y un parque de aproximadamente 500 vehículos eléctricos propulsados por hidrógeno. Estas cifras, se encuentran todavía lejos de las de otros países de Europa como Escandinavia, Alemania, Reino Unido, Bélgica, Francia o Italia, que cuentan con fuertes políticas de apoyo al despliegue de infraestructuras y vehículos y están a la cabeza del desarrollo de las tecnologías del hidrógeno. En Alemania, por ejemplo, los objetivos para 2025 se sitúan en los 500.000 vehículos, la construcción de más de 500 hidrogeneras y la creación de 10.000 puestos de trabajo dentro del sector. No obstante, existen múltiples motivos medioambientales, socio-económicos, estratégicos y tecnológicos por los España también ha decidido apostar por el despliegue del hidrógeno como energía alternativa.

Es interesante destacar que España ha sido la última sede del “World Hydrogen Energy Conference (WHEC 2016)”, el mayor congreso a nivel mundial sobre la energía del hidrógeno. Este congreso, celebrado del 13 al 16 de junio de 2016 en Zaragoza y organizado por la Asociación Española del Hidrógeno en colaboración con la Fundación para el Desarrollo de Nuevas Tecnologías del Hidrógeno en Aragón (FHa) y bajo el auspicio de la Asociación Internacional de la Energía del Hidrógeno (IAHE), logró una participación de más de 900 asistentes, contando con sesiones plenarias de muy alto nivel, 600 presentaciones científico-tecnológicas de 50 países, una feria comercial, un Test&Drive gracias al que cinco vehículos eléctricos de pila de combustible circularon por tierras españolas por primera vez, diversos eventos paralelos y múltiples áreas y actividades de networking.

La próxima gran cita del sector en Europa, el Congreso Europeo de la Energía del Hidrógeno - EHEC 2018, también tendrá lugar en España (en Málaga concretamente) y se celebrará del 14 al 16 de marzo de 2018. EHEC reunirá a más de 30 países de todo el mundo, atrayendo de nuevo al sector internacional a nuestro país, fortaleciendo las relaciones internacionales con las entidades nacionales, dando reconocimiento al potencial que España presenta en relación a estas tecnologías e incrementando la concienciación acerca de los beneficios del hidrógeno como vector energético.

España se encuentra actualmente con un escenario muy favorable para el despliegue de las tecnologías del hidrógeno. Una buena coordinación de todos los agentes, tanto en esfuerzo como en inversión, será la clave para que veamos la introducción masiva de estas tecnologías en nuestro país en el corto plazo.

NOTICIAS RELACIONADAS

Mas noticias

Destacados

Datos Revista Energía de Hoy

Datos Revista Energía de Hoy

Telf. +34 913 291 431 / 936 802 027

Centro de Negocios Eisenhower, edificio 4,
planta 2, local 4
Av. Sur del Aeropuerto de Barajas, 38
28042 - Madrid
info@novaagora.com




Suscripción newsletter

Debe confirmar suscripción

Popup descarga