La Asociación Española de Bioempresas (ASEBIO) presenta hoy en Industrial Biotech, en el marco de Expoquimia, en Barcelona, que se celebra en Fira Barcelona, los nuevos datos sobre los proyectos en marcha en España en este ámbito, así como los principales mensajes y recomendaciones para el desarrollo de la biotecnología industrial en España y Europa, y que están recogidos en su nuevo Documento de posición de biotecnología industrial, elaborado por la Comisión de Biotecnología Industrial de ASEBIO, que se presenta hoy.
Las sociedades avanzadas se enfrentan actualmente a grandes retos como el incremento en la eficiencia en el uso de recursos naturales, la mitigación del cambio climático y seguridad alimentaria y energética, además de la creación de empleos y el crecimiento en zonas rurales, costeras y desindustrializadas.

La biotecnología industrial tiene soluciones para estos retos, utilizando recursos renovables y alternativos al carbón fósil, y estimulando el desarrollo rural.
Según ha señalado Javier Velasco, delegado de la Comisión de Biotecnología Industrial de ASEBIO, “las herramientas de la biotecnología industrial suponen una oportunidad para reducir el uso de sustancias peligrosas, minimizar el consumo de energía y la generación de residuos y reducir nuestra dependencia de recursos fósiles.”
Además, la biotecnología industrial ofrece a Europa la posibilidad de acelerar su transición hacia un modelo más sostenible de crecimiento generando un sector de alto valor añadido y competitivo a nivel mundial que sea capaz de generar empleos de buena calidad tanto en entornos rurales como urbanos.
“La biotecnología industrial permite la producción de una amplia variedad de productos químicos, materiales, alimentos, combustible y productos farmacéuticos a partir de materias primas de origen biológico. Necesitamos por ello, dotar de una mayor importancia a estos bioproductos y bioprocesos para crear una percepción positiva y facilitar su acceso al mercado, a través de la compra pública innovadora, incentivos fiscales, etiquetado, mayor acceso a la materia primera y mejora de la inversión”, subrayó el presidente de ASEBIO, Jordi Martí, en la Clausura de Industrial Biotech.

Cifras en Europa

El mercado mundial de productos químicos derivados de la biotecnología crecerá hasta 2020 a un ritmo anual del 20 %. En concreto, según anunció Gunter Festel, fundador y CEO de Festel Capital, se pasará de los 92.000 millones de dólares de 2010 y los 228.000 millones de dólares a finales de 2015 hasta alcanzar los 515.000 millones de dólares en 2020. La inversión global del capital riesgo (venture capital) en biotecnología industrial se situó en 2013 en los 3.583 millones de dólares. La mayor parte de la inversión se centró en América, en concreto, en Estados Unidos. Ante este escenario, se destaca que Europa deberá dedicar más esfuerzos para ser competitiva. Es esencial acelerar la evolución a una escala industrial de la tecnología, implementar un sistema de contratación pública y atraer inversiones más fuertes, sobre todo, en nuevas empresas.
En 2014, empleó alrededor de 18,6 millones de personas y generó aproximadamente 2,2 billones de euros en Europa. Esto significa que la bioeconomía representa alrededor del 9% de todos los sectores de la economía en relación con el empleo y el volumen de negocios, siendo la biotecnología industrial una herramienta central para su implementación y desarrollo.

Un estudio reciente (“Jobs and grow generated by the industrial biotechnology in Europe” de EuropaBio) cuantificó la importancia económica del sector y proporcionó una previsión para el empleo del sector de la biotecnología industrial para 2030. Dicho estudio estimó su valor en 40.000 millones de euros en 2020 y entre 57.500 millones y 99.500 millones de euros en la economía europea en 2030. Esta evolución representa una tasa de crecimiento media anual compuesta del 7% entre 2013 y 2030. En términos de empleo, se calculó que la biotecnología industrial emplearía a un total de entre 900.000 personas a tiempo completo y 1.500.000 para 2030.
Este crecimiento será impulsado mayormente por el consumo de bioetanol y bioplásticos, aunque existen nuevos productos como los biocombustibles de aviación susceptibles de ser comercializados en mayor medida y ganar un aumento de cuota de mercado.

Obstáculos y barreras

A pesar de esta gran demanda prevista del mercado, siguen existiendo obstáculos y barreras importantes que frenan el desarrollo de la biotecnología industrial en Europa. La biotecnología industrial y las industrias basadas en las materias primas biológicas son ya un activo clave para la UE y deben desempeñar un papel cada vez más importante en la captura del potencial económico de la excelencia tecnológica de los Estados miembros de la UE en este campo. Sin embargo, para que eso suceda es imprescindible que el apoyo y la promoción de esta tecnología se mantengan a largo plazo y que se fije como una prioridad para completar su desarrollo y con ello pueda aportar en la solución de los retos sociales actuales.
“El problema de la competitividad se ve agravado además por las dificultades existentes a hora de poder acceder a la financiación de proyectos a gran escala, la influencia de la escasa sensibilización del usuario final sobre los productos derivados de la biotecnología industrial y por la falta de habilidades y relaciones operativas para impulsar el sector hacia delante”, explicó el director general de ASEBIO, Ion Arocena, durante su presentación en Industrial Biotech.

Nuevos datos sobre el pipeline de biotecnología industrial

Cada año ASEBIO edita un pipeline de biotecnología industrial. Este pipeline contiene los bioproductos, bioprocesos, tecnologías y actividades en el ámbito de biocombustibles desarrolladas por entidades asociadas a ASEBIO.

En su edición del año 2017, actualizada en septiembre, se han contabilizado un total de 248 desarrollos realizados por 35 entidades. De estos 248, 62 se tratan de bioproductos, 69 de bioprocesos, 87 tecnologías y 30 actividades en el área de los biocombustibles.
Comparando el número total de desarrollos con el pipeline del año 2016 vemos un descenso de más del 14% pasando de 282 a 248 desarrollos.
En el caso de los bioproductos, el 2% está en fase de I+D Básica, el 21% de ellos se encuentran en la fase de I+D aplicada, el 35% listos para su explotación y el 84% están listos para su producción a escala industrial. Además, el 84% se encuentran ya disponibles en el mercado, el 23% está en proceso la transferencia de tecnología y el 40% está patentado.
Para el caso de los bioprocesos, el 3% está en fase de I+D básica, el 25% en I+D aplicada, el 39% está listo para su explotación y el 33% está en fase de producción a escala industrial. El 59% de ellos está disponible en el mercado, el 20% está en proceso la transferencia de tecnología y el 17% está patentado.
En cuanto a las tecnologías el 1% se encuentra en la fase de I+D básica, el 23% en I+D aplicada y el 76% está listo para su explotación. El 85% de ellos está disponible en el mercado, el 26% está en proceso la transferencia de tecnología y el 26% está patentado.

Algunas peticiones recogidas en el futuro documento de posición

Introducir un marco político y de incentivos que sea transparente, sostenible a largo plazo, estable y que permita promover la bioeconomía. La política medioambiental de la UE es a menudo criticada por no apoyar la biotecnología industrial y sus productos innovadores suficientemente. Una serie de medidas tales como incentivos financieros, o deducciones fiscales podrían ayudar a fomentar las inversiones, mientras que la contratación pública para los productos derivados de la biotecnología industrial podría ayudar en la creación de mercados.

Mejorar la percepción pública y la conciencia de la biotecnología industrial y productos de base biológica. A pesar de los beneficios sociales y para el medio ambiente que pueden suponer o traer los productos de la biotecnología industrial, los clientes y usuarios finales no son necesariamente conscientes de lo que significa la biotecnología industrial o la propuesta de valor que ofrecen sus productos. Campañas de información específicas y dirigidas a clientes y usuarios finales pueden ayudar a desarrollar el mercado, pero para asegurar el máximo impacto, se debe evaluar e identificar en primer lugar la percepción de las personas para poder subsanar las deficiencias.

Link al pipeline: www.asebio.com/es/documents/SPANISHWHITEBIOTECHPIPELINE2017.pdf

Web del pipeline: http://pipelines.asebio.com/white/

 

 

Publicado en Eficiencia Energética

La Secretaría General de Ciencia, Tecnología e Innovación organiza el próximo 26 de septiembre en el Palacio de Congresos de Mérida, a través de la Oficina para la Innovación y FUNDECYT-PCTEx, el primer evento en la región dirigido a empresas, investigadores y organizaciones, centrado en la Bioeconomía como sector emergente y estratégico para el crecimiento sostenible.

La inscripción, gratuita, ya se puede formalizar a través de la página web www.oficinaparalainnovacion.es hasta el próximo 25 de septiembre, espacio en el que también se puede consultar todo lo relativo al evento, como el programa o la localización, y encontrar información de interés relativa a la Bioeconomía.

Con la celebración del encuentro se pretenden propiciar las relaciones necesarias para la transferencia efectiva de conocimiento e innovación a empresas, investigadores y organizaciones que son clave en la consecución de un modelo económico verde y sostenible.

Para ello, el evento contará con dos bloques diferenciados, uno centrado en el potencial de la Bioeconomía en Extremadura y otro en dar a conocer los instrumentos de financiación disponibles para abordar proyectos de I+D+i.

Los asistentes podrán familiarizarse con los objetivos marcados en el plan de acción recogido en las estrategias española y europea de Bieconomía, con su incidencia en los sectores agroalimentario y forestal, así como la valorización de subproductos, aspectos clave en ambas estrategias y con alto potencial en la región.

El encuentro cuenta, además, con la estrecha colaboración del Centro de Investigaciones Científicas y Tecnológicas de Extremadura (CICYTEX) y del Instituto Nacional de Investigación y Tecnología Agraria y Alimentaria (INIA).

AYUDAS Y FINANCIACIÓN DE PROYECTOS

El I Encuentro Sectorial sobre Bioeconomía en Extremadura pretende incentivar la ejecución de proyectos en las empresas extremeñas que ayuden a conseguir un modelo de negocio mucho más eficiente y sostenible. Para ello, se expondrán casos de éxito reales por parte de empresas, así como las líneas de ayudas regionales y nacionales existentes para la financiación de este tipo de iniciativas.

Además, expertos procedentes de organismos como la Federación Europea de Biotecnología, la Federación Española de Industrias de la Alimentación y Bebidas, o el Centro para el Desarrollo Tecnológico Industrial (CDTI), entre otros, participarán en el evento para profundizar en el nuevo contexto de producción agroalimentaria en Extremadura y sus perspectivas de futuro, las nuevas tendencias en transformación de alimentos o las oportunidades de la biomasa como fuente energética.

BIOECONOMÍA PARA EL CRECIMIENTO

El I Encuentro Sectorial sobre Bioeconomía en Extremadura es una apuesta para la consolidación de la Estrategia Extremadura 2030 y su acercamiento a la Estrategia Española Horizonte 2030, en la que ciencia, economía y sociedad se conjugan con los sectores agroalimentario y forestal, haciendo de la colaboración público-privada y la interacción reforzada entre el sistema extremeño, español e internacional de ciencia y tecnología, una apuesta por el crecimiento y un futuro sostenible.

El evento se celebra bajo la premisa de que la Bioeconomía debe ser, apoyada en la tecnología, la innovación y el conocimiento, un pilar esencial de la actividad económica de Extremadura, motivada principalmente por la necesidad de afrontar dos grandes retos que comprometen el futuro, no sólo de la región, sino del planeta, y que son responsabilidad de todos, como producir alimentos saludables y suficientes para alimentar una población en continuo crecimiento, con sistemas productivos eficientes y sostenibles, y contribuir a paliar el cambio climático

Publicado en Sostenibilidad

La Asociación Española de Bioempresas (ASEBIO) presenta hoy el Informe Anual ASEBIO 2016 que recoge los últimos datos del sector biotecnológico español, en un acto en el que ha participado el Ministro de Economía, Industria y Competitividad, Luis de Guindos.

El informe destaca el impacto en la economía de las empresas biotecnológicas en 2015, que han contribuido de forma directa, indirecta e inducida a la generación de 90.000 millones de euros de renta en 2015, lo que supone en torno al 8,6% del PIB total. De esta cantidad, las entidades con dedicación principal a la biotecnología contribuyeron en un 0,8%, es decir, el 10% del total.

Este año ASEBIO ha elaborado un estudio del impacto del sector en la economía, con el objetivo de obtener unos ratios que no sólo detallan las magnitudes recogidas por el INE en su Encuesta sobre la Innovación de las Empresas, sino que también permiten compararlos con otras ramas de actividad.

De esta manera, el impacto económico que aquí se recoge no se limita exclusivamente a impacto de producción o facturación sobre PIB. El mismo, recoge los gastos corrientes de las empresas y de inversión incrementando así la producción suya y de sus proveedores; también contabiliza las rentas salariales, las remuneraciones de los empleos indirectos, que a su vez provocan un aumento del consumo privado; y del mismo modo, se recoge una serie de impuestos que incrementan los ingresos de las administraciones públicas.

De esta manera, la aportación del sector al empleo nacional fue de más de 930.000 empleos (5,4% del total) en 2015, mientras que las Administraciones Públicas recaudaron 26.000 millones de euros de su actividad, el 2,5% del PIB.

Si hablamos en términos de empresas con dedicación principal a la biotecnología, contribuyeron con 130.453 empleados al empleo nacional, aportando casi 3.000 millones de ingresos a las Administraciones Públicas.

“Nuestras iniciativas empresariales, en cualquiera de sus campos, requieren una altísima dotación de conocimiento, altas inversiones y plazos de maduración largos. Por eso seguimos necesitando una atención especial. Necesitamos regulaciones de calidad y que proporcionen seguridad y hagan nuestro entorno atractivo. Necesitamos atención a nuestras peculiares necesidades de financiación. Necesitamos la firme voluntad de considerar que la colaboración público-privada es una fórmula de éxito en la que hay que persistir. Y, por encima de todo, necesitamos dialogo sincero y de calidad”, ha subrayado el presidente de ASEBIO, Jordi Marti, en la presentación del Informe ASEBIO 2016.

Encuesta sobre la Innovación de las Empresas

EL INE, como cada año, desglosa en el Informe ASEBIO 2016 los datos recogidos en el Módulo de Biotecnología perteneciente a la Encuesta sobre Innovación de las Empresas 2016. En el mismo, se recoge que en 2015, existían 2.981 empresas que realizaban actividades relacionadas con la biotecnología (+8,72%), de las que 654 son estrictamente biotech (+4,17%). El 58,8% de las compañías biotech dedican su negocio a la salud humana, mientras que el 33% lo desarrollan en el ámbito de la alimentación. En cuanto a las compañías que utilizan la biotecnología como herramienta de producción se concentran en el sector de la alimentación (83,3%) principalmente, y un 9,6% en la salud humana.

El número total de trabajadores directos del sector de la biotecnología alcanzó los 182.156 trabajadores (+2,35%). La cifra de negocios de las empresas estrictamente biotech fue de 8.180 millones de euros también en 2015, con un crecimiento del 7,38%.

El gasto interno en I+D en biotecnología fue de 578 millones de euros (+8,31%), volviendo a recuperar la senda de crecimiento de años pasados, según datos del INE referentes a 2015. En esta partida, las empresas con dedicación exclusiva a la biotecnología, aunque en términos totales suponen el 22% del número de unidades que realizan actividades biotecnológicas, representan casi el 50% de las unidades que realizan I+D y ejecutan más del 63% del gasto total en biotecnología.

Como hechos destacables, en el momento actual, realizan actividades relacionadas con la biotecnología dos de cada 1.000 empresas; que además, cuentan con unos niveles de productividad significativamente más altos que el conjunto de la economía y con ratios de crecimiento medios anuales en empleo (2,6%), superiores a los registrados en el conjunto de la economía española (2,1%).

Distribución territorial

La comunidad autónoma con una mayor concentración de empresas usuarias de la biotecnología es Cataluña, con un 17,3% del total, seguida de Andalucía (14,7%) y Madrid (10,1%). En cuando a empresas con dedicación principal a la biotecnología, también la mayor parte se registra en Cataluña (27,6%), Madrid (16,1%) y Andalucía (12,3%).

En 2016 se crearon 43 nuevas empresas biotecnológicas, siendo Andalucía, la que mayor número ha creado, con 10, seguida de Cataluña, con nueve, País Vasco con cinco y la Comunidad de Madrid, con cuatro.

En el Índice sobre la temperatura del sector que elaboramos cada año desde la Asociación, las empresas consideran que disponen del acceso a capital humano cualificado, así como a proveedores especializados que cubran sus necesidades. En cuanto al apoyo de las Administraciones Públicas y la normativa que afecta al sector, siguen siendo factores facilitadores con una valoración mejorable, si bien el factor de Apoyo de la Administración Pública es el factor que presenta una mayor mejoría. Por último, dos características consustanciales a los desarrollos de nuestro sector como son el elevado coste de la innovación y los largos periodos de rentabilidad, son los factores dificultadores peor valorados.

Los patrocinadores oficiales de este Informe son Celgene y Merck.

El hashtag de la presentación del informe es #InformeASEBIO2016

Publicado en Biomasa

La Universidad CEU San Pablo y ASEBIO han celebrado el acto de graduación de la Primera Promoción de alumnos de su Máster en Gestión de Empresas Biotecnológicas de la Salud http://www.postgrado.uspceu.es/pages/empresas_biotecnologicas/. Este Master ha desarrollado la parte teórica de noviembre de 2015 a julio de 2016, impartida por profesorado de alto nivel directivo, y las prácticas durante seis meses de duración en entidades la mayoría socias de ASEBIO. Además, desde el inicio del Máster, se han ofrecido prácticas en empresa extracurriculares que permiten a los alumnos compaginar la parte teórica del curso con la adquisición de experiencia laboral.

Entre las entidades que han ofrecido prácticas, algunas de ellas socias de ASEBIO, se encuentran: Merck, Grupo Farmasierra, Medicsen, IMDEA Alimentación, SILO y Atrys Health
Este Master oficial está acreditado por la ANECA (Agencia Nacional de Evaluación de la Calidad y Acreditación), y su principal objetivo es proporcionar a los alumnos una visión práctica de la gestión de la I+D+i biotecnológica en el ámbito de la empresa y ponerles en contacto directo con los empresarios y emprendedores más destacados de la biotecnología en nuestro país.

La dirección del Máster corre a cargo de Mª del Pilar Ramos Álvarez, Catedrática de Bioquímica y Coordinadora del Grado en Biotecnología de la Facultad de Farmacia (Universidad CEU San Pablo) e Ion Arocena Vélez, Director General de ASEBIO. El número de créditos del título asciende a 120 ECTS, de los que 42 se obtienen mediante prácticas en empresas. El Máster está dirigido a alumnos con conocimientos básicos en biotecnología, vocación empresarial y buen nivel de inglés, que persiguen una carrera profesional en el sector biotecnológico a través de una formación inminentemente práctica, impartida por un claustro de profesores procedentes de las empresas y entidades líderes del sector.

En opinión de Ion Arocena, “han pasado dos años desde que en la patronal nos planteamos la necesidad de cubrir un hueco en formación de nuestros biotecnólogos: el de la gestión. Son muchos los biotecnólogos con formación científica que buscan abrirse camino en el mercado sin conocimientos económicos, en recursos humanos, en el ámbito legal, por lo que decidimos unirnos al CEU para crear este Máster. El mismo, responde, por lo tanto, a una necesidad de mercado: unir gestión con conocimiento científico, formando gestores cualificados para asegurar el futuro del sector de la biotecnología en España, desde una mentalidad emprendedora.”

Pilar Ramos afirma que “para mí es una enorme satisfacción la Graduación de la Primera Promoción del Máster Universitario en Gestión de Empresas Biotecnológicas de la Salud. Este Máster, que es hoy una realidad gracias al trabajo y la colaboración de un gran número de profesores y expertos de diversas empresas e instituciones del sector, está ya permitiendo que los graduados en ciencias se puedan incorporar en cargos de gestión en el tejido empresarial español. Además, en nuestro afán por ofrecer nuevas posibilidades que acrecienten las posibilidades de inserción laboral a los alumnos, a partir del próximo curso aquellos que así lo deseen podrán realizar una estancia en la University of California Berkeley Extension, para cursar un IDP y realizar prácticas en Estados Unidos”

Tanto la primera promoción de este Máster, como la segunda, ya en marcha desde noviembre de 2016, ha contado con el apoyo de Merck, compañía líder en ciencia y tecnología en los sectores de healthcare, perfomance materials y life sciences, a través de la Cátedra Merck. En palabras de Ana Polanco, directora de Corporate Affairs y Market Access de Merck, “Somos conscientes del papel que tenemos en el desarrollo de la formación, ya sea para hacer frente a la asistencia del día a día, actualizar los conocimientos de las diferentes especialidades médicas o gestionar una empresa dedicada a la sanidad. El objetivo del convenio para la creación de la Cátedra Extraordinaria Merck es la colaboración en tres frentes: la docencia en Biotecnología, el acceso de alumnos del Máster a prácticas en empresas a través de dos becas, y la promoción de la Biotecnología y del Máster en Gestión de Empresas Biotecnológicas de la Salud. Creemos firmemente en los beneficios de la colaboración académico-empresarial, y por eso nuestro apoyo ha ido más allá de la creación de la cátedra, con la presencia de muchas de las personas que formamos parte de esta compañía de ciencia y tecnología entre el profesorado del Máster.”

Las salidas profesionales que ofrecerá este curso pasan por las áreas de gestión de proyectos y de la I+D+i de empresas biosanitarias, centros de investigación y compañías farmacéuticas, nanotecnológicas, veterinarias, alimentarias…; departamentos de transferencia de tecnología (universidades, OPIs, hospitales…); áreas de producción de material biológico en la industria biomédica y de innovación y procesos en industria química, …; desarrollo de negocio, RR.II, regulatory affairs, RR.HH en industria biosanitaria y consultoría.
Gracias a la organización de este Máster, ASEBIO ha entrado de lleno en el ámbito de la formación superior y continuada por primera vez.

Publicado en Energías Renovables

La Asociación Española de Bioempresas (ASEBIO) y la Fundación PONS celebró ayer una Jornada para analizar el impacto en el sector biotecnológico de la nueva Ley de Patentes -que entró en vigor el 1 de abril en España- y de la reciente Directiva Europea de Secreto Industrial.

La Directora de Patentes de PONS IP, Patricia Ramos, ha explicado las novedades de la Ley de Patentes, con la modificación del sistema de concesión y nuevos ámbitos de protección de los modelos de utilidad, y Amaya Mallea, Directora de Consultoría legal en I+D+i de PONS IP, ha explicado el secreto industrial como alternativa de pro

tección en la nueva Ley y la reciente directiva de Secretos Empresariales.

La Nueva Ley 24/2015, de 24 de julio, de Patentes, aprobada en julio de 2015, para la protección de invenciones industriales en España, entró en vigor hace justo dos días, para alinear la normativa española con la europea e internacional y fortalecer, así, el sistema de patentes para fomentar de la innovación en España.

Hace justo un mes, la Oficina Europea de Patentes publicó los datos correspondientes a 2016, en los que la biotecnología ocupaba el décimo lugar como sector con más solicitudes de patentes en Europa, con 5.744, cifra que representa un crecimiento del 0,3% respecto al año anterior, estando entre los sectores que crecen en solicitudes. Entre los diez sectores que más patentan en Europa, sólo crecieron cuatro en solicitudes: biotecnológico, tecnologías médicas, maquinaría electrónica y transporte.

En España, según nuestros últimos datos disponibles en el Informe ASEBIO 2015, en 2015 se publicaron 905 patentes en el sector biotecnológico. El 64% de las patentes publicadas correspondieron a solicitudes y el 36% a concesiones. En 2015, el sector empresarial dejó de ser el principal agente en España que patenta. Este año, la cotitularidad fue la opción principal, con un 33% de las patentes publicadas, seguido del sector empresarial (31%) y de las universidades (21%). La empresa Grifols es la que tiene un mayor número de patentes solicitadas y concedidas en 2015, con nueve solicitudes y 13 concesiones, seguida por Abengoa.

Si hablamos en términos generales, España ocupa la décimo séptima posición en cuanto a solicitudes de patentes respecto a otros países europeos, con 1.558 en 2016, el 2,6% más. Sin embargo, este lugar desciende varios puestos, hasta el 27, si hablamos de solicitudes de patentes por millón de habitantes, con 32, muy lejos de Suiza, que ocupa el primer lugar con 892.

En números absolutos, España representa solo el 1% de las patentes solicitadas en la Oficina Europea (159.330 en total) a gran distancia del 16% de Alemania o el 7% de Francia, en una clasificación que lidera Estados Unidos, Alemania y Japón.

Entre los cambios más relevantes que desde el pasado 1 de abril trae la nueva Ley de Patentes está la implantación de un único sistema de concesión de patentes con examen previo de novedad y actividad inventiva. En la actualidad, según apuntó Patricia Ramos,

directora de Patentes de PONS IP, el 92% de las solicitudes de registro en España con la Ley de Patentes en vigor se realizan por el procedimiento general de concesión, sin examen previo. Para la responsable de PONS IP, el nuevo sistema “reforzará la seguridad jurídica de las patentes concedidas y fomentará la producción de patentes más fuertes desde nuestro país”. “Inspirado en el Convenio de la Patente europea, lo que hace la nueva ley es simplificar y hacer más fácil la tramitación de las solicitudes de patentes, ordenando la dispersión normativa actual”, añadió.

Otro de los cambios más relevantes de la ley apuntados por Ramos es el compromiso explícito por parte de las Oficinas de Registro de poder tener el Informe del Estado de la Técnica (IET) antes del año, dentro del período de prioridad. También apuntó a la figura de los Modelos de Utilidad, que amplía el ámbito de protección bajo esta modalidad, como una alternativa “cada vez más atractiva” para ciertas invenciones, ya que al no requerir de examen previo “podría ser una alternativa eficaz, más rápida y económica respecto a la opción de la patente en ciertas innovaciones”.

Otra novedad relevante que incorpora la nueva Ley de Patentes se refiere a la eliminación de la exención de tasas para las Universidades públicas, aunque según señaló Patricia Ramos éstas tendrán una bonificación del 50%, “que será del 100% siempre que acrediten que la invención ha llegado al mercado a través de licencias de explotación, por ejemplo”.

La directora de Consultoría Tecnológica de PONS IP, Amaya Mallea, apuntó las novedades de la nueva Ley de Patentes en relación a las invenciones realizadas en el marco de una relación de empleo o de servicios. Según destacó Mallea, “por primera vez se menciona la posibilidad de proteger vía secreto industrial las mejoras técnicas obtenidas en las empresas, y también cualquier invención generada en las Universidades y Centros de Investigación”. Además, la ley contempla que el investigador tendrá “en todo caso” derecho a participar en los beneficios que se obtenga de la explotación o de la cesión de sus derechos, cuando la patente se solicite a nombre de la entidad o se decida optar por proteger la invención como secreto industrial.

Publicado en Biomasa

La oncología continúa siendo el área terapéutica en la que hay un mayor número de medicamentos biotecnológicos investigándose en España. Así se desprende del último pipeline de biotecnología sanitaria de la Asociación Española de Bioempresas (ASEBIO) que recoge los desarrollos de medicamentos biotecnológicos tanto de entidades nacionales como de multinacionales con filial en España que aún no están comercializándose en 2016.

El 30% de los medicamentos en el caso de compañías nacionales y el 50% en el caso de multinacionales con filial en España centran sus investigaciones de nuevas moléculas en el tratamiento contra el cáncer, de un total de 392 investigaciones de medicamentos biotecnológicos en todos los campos en 2016. El segundo área con mayor número de medicamentos en investigación y desarrollo en territorio nacional, alcanzando el 18% del total, corresponde al sistema nervioso central.

Del mismo modo, dentro de los productos y servicios de diagnóstico y de medicina personalizada, el 40% de ellos van dirigidos al área oncológica, el 19% a enfermedades infecciosas y el 15% al tratamiento de enfermedades del sistema nervioso central.

Según el director general de ASEBIO, Ion Arocena, “el sector biotecnológico ha puesto en el mercado los últimos años productos que han sido absolutamente revolucionarios y disruptores en el tratamiento de enfermedades que constituyen problemas de salud pública de primera dimensión, como es el caso del cáncer. En oncología, por ejemplo, los inhibidores de checkpoint, están revolucionando el tratamiento de muchísimas enfermedades oncológicas. Por ello, desde ASEBIO, reivindicamos que como país, la sociedad en general, los poderes públicos y el conjunto de los ciudadanos seamos capaces de poner en valor lo que aporta la innovación, y hacerlo a lo largo de toda la cadena desde la investigación más básica hasta la puesta en el mercado”.

En cuanto a las empresas biotecnológicas de servicios forman un ecosistema ideal para potenciar el desarrollo de nuevos fármacos y terapias en el área de la oncología. Las empresas de servicios socias de ASEBIO proveen servicios cubriendo todas las necesidades del pipeline del drug discovery incluyendo simulaciones computacionales in silico, ensayos in vitro y estudios in vivo, gestión de estudios clínicos y la fabricación y comercialización de los productos. Todos ellos son esenciales para dar soporte al gran número de medicamentos biotecnológicos que tenemos actualmente en desarrollo en el área de la oncología en España.

En 2016, la European Medicines Agency (EMA), recomendó la aprobación de 81 medicamentos. De ellos 17 en cáncer, seguidos de 14 para infecciones.

Medicamentos recomendados para aprobación en cáncer:

Alecensa
Bortezomib Hospira
Bortezomib SUN
Cabometyx
Darzalex (medicamento huérfano)
Empliciti
Ibrance
Kisplyx
Lartruvo (medicamento huérfano)
Ledaga
Lonsurf
Ninlaro
Onivyde
Pemetrexed Fresenius Kabi
SomaKit-TOC
Truxima (biosimilar)
Venclyxto

ASEBIO cuenta con una web en la que se puede buscar por área terapéutica todas las indicaciones que están desarrollando en España de nuestros socios, también recogidas en el pipeline.

http://pipelines.asebio.com/

Publicado en Eficiencia Energética
NOTICIAS RELACIONADAS

Datos Revista Energía de Hoy

Datos Revista Energía de Hoy

Tel.- (+34) 91 737 51 65
Fax.- (+34) 91 431 55 69

Técnico (+34) 902 18 11 22 (9-13 h)

C/ Velázquez 15 1º Dcha.
28001 Madrid
info@energiadehoy.com

 

Suscripción newsletter

Debe confirmar suscripción

© Energía de Hoy. Revista de Energias Renovables. Gestionado por Catalweb.net