El Parlamento Europeo ha aprobado hoy un objetivo para 2030 de al menos una aportación del 35% de energía renovable para los países de la Unión Europea, sin que sea vinculante para los Estados Miembro. El sector eólico español celebra la decisión del Parlamento Europeo respecto al objetivo de penetración de renovables. No obstante, no habiendo objetivos vinculantes para los Estados, el reto es conseguir las políticas y los instrumentos adecuados para alcanzar el objetivo común de la UE.

El resultado de la votación, que ha salido adelante con un amplio respaldo en el Parlamento Europeo de más del 70% de apoyo, supone una apuesta relevante para el futuro del sector eólico en la Unión Europea y, en particular, también para la industria eólica en España. El objetivo no es vinculante para los Estados Miembro, pero España es uno de los países con más recursos y potencial renovable tanto en volumen como en tecnologías. Por ello, AEE considera que el objetivo es abordable e incluso superable.

Con esta nueva cuota del 35%, la Unión Europea demuestra su apoyo a la industria eólica europea y a los beneficios económicos que genera este sector en el continente. La industria eólica europea emplea a 263.000 trabajadores y contribuye con 36.000 millones de euros al PIB de la UE. El año pasado supuso 8.000 millones de euros en exportaciones, de los cuales 2.500 millones corresponden a España.

La aprobación de hoy es un paso más para facilitar el incremento de las renovables en la UE y en España. Según el análisis de AEE, 'Elementos necesarios para la transición energética. Propuestas para el sector eléctrico', la aportación de la eólica en España será de un 30% en el mix eléctrico en el año 2030, con una potencia eólica instalada de 40.000 MW. Para España, esta contribución eólica supone beneficios económicos y sociales equivalentes a una aportación al PIB de más de 4.000 millones de euros, reducción de importaciones de combustibles fósiles en 18 millones de toneladas equivalentes de petróleo y evitaría la emisión de 47 millones de toneladas de CO2.

Publicado en Energía Eólica

Por Jon Valdivielso / Thomas Lambert – Communication Specialists - Liftra

El mercado de instalación, operación y mantenimiento de los aerogeneradores continúa creciendo gradualmente al mismo tiempo que la capacidad global de generación eólica instalada. Además, tiene asegurado su desarrollo a largo plazo, pues la implantación de energía eólica entra en las principales hojas de ruta de casi todos los países del mundo, hasta, por lo menos, el año 2050.
A pesar de ser en el campo del mantenimiento preventivo y los pequeños correctivos donde encontramos más aportaciones, en forma de nuevos desarrollos y competencia, es la parte correspondiente a la instalación y grandes correctivos la que presenta los mayores desafíos, y, por tanto, también tienen cabida las soluciones más transcendentes y espectaculares.

Llegados a este punto, cada vez más actores de la industria eólica están apostando por soluciones que prescindan por completo de grúas móviles, por sus beneficios económicos y medioambientales.

No es nada nuevo que el alquiler de las grúas tiene unos costes directos muy elevados. Menos conocido es, aunque también relevante, que frecuentemente, conlleva costes indirectos en forma de reforzado de puentes y carreteras, para permitir el paso de los camiones que las transportan o construcción de playas y caminos que posibiliten y soporten el acceso de estas a las turbinas, incluso gastos en forma de trámites, como la obtención de permisos especiales.
No es, así mismo, ninguna novedad, que los desarrollos actuales de las turbinas, los cuales ya rozan los 10MW de capacidad, se basan en sistemas de torres cada vez más y más altos, que ya están por encima de los 150 metros de altitud (veíamos recientemente un ejemplo de turbina de 200m), suponiendo un auténtico quebradero de cabeza para la industria de la elevación.

La disponibilidad presenta otro reto. Hasta que la grúa llega al parque eólico y realiza la operación necesaria, el tiempo de parada de máquina que genera una pérdida de producción del aerogenerador durante una operación de mantenimiento, puede ser de días o semanas, dependiendo del número de grúas necesarias y la accesibilidad del parque.

Por tanto, sí lográsemos eliminar la necesidad de uso de grúas móviles, conseguiríamos rebajar los costes de movilización, instalación y mantenimiento e incluso tendríamos una repercusión capital en los costes tanto económicos como medioambientales de la energía final, reduciendo la factura de cada consumidor de la red eléctrica en su casa y/o trabajo.

El panorama se presenta interesante para los próximos años y las entidades públicas europeas quieren asegurar su posición a la cabeza mundial al respecto. De modo que se encuentran premiando con fondos y ayudas a las compañías que priorizan la innovación y la inversión en I+D+I.
Teniendo en cuenta todo esto, el avance de los sistemas craneless, se antoja imparable. Diversidad y ejemplos, no nos van a faltar:

  • Es el caso de Esteyco, empresa de ingeniería, referente en construcción de tramos de torre de hormigón, cimentación y fundaciones a nivel mundial. Quien desde el año 2014 instala y perfecciona sus soluciones para tramos de torre autoelevables, entre otras propuestas. Fue premiada por el programa EUROSTARS.
  • O la joven empresa navarra Nabrawind, quien de la mano de su sistema patentado Nabralift de auto-izado de torre completa, basado en un sistema de celosías que eleva por tramos desde la base la zona del superior, del aerogenerador. Promete ahorrar un 30% de los costes de instalaciones, principalmente aquellos provenientes del uso de grandes grúas. El fondo europeo FEDER o el navarro SODENA apuestan por ellos.
  • Mención especial merece Lagerwey. Fabricante holandés de turbinas “direct drive”, que ofrece, asimismo, soluciones de instalación de sus propios componentes llave en mano. Dicha compañía está a punto de lanzar al mercado su última tecnología, a la que han bautizado como Climbing Crane, la cual escala desde la base hasta la cima del aerogenerador mediante unos peldaños, instalados en cada tramo de torre, con el fin de instalar tramos de torre, e incluso rotor completo de sus, cada vez más grandes turbinas, sin que el tamaño de estas afecte al coste de instalación al prescindir de la movilización de grúas.
  • Cabe resaltar las aportaciones de Liftra, compañía pionera en este campo, que cuenta en el mercado con la Self-Hoisting Crane para el cambio de multiplicadoras y generadores, y este mismo mes acaba de presentar la nueva tecnología Blade Way, para el cambio de palas y rodamiento de estas sin necesidad de uso de ninguna grúa. Ambas tecnologías solo necesitan de la movilización de un contenedor de 40” y un juego de polipastos a instalar en lo alto de la góndola para realizar las operaciones de gran correctivo. Blade Way ha atraído la atención de EUDP y Market Development Fund.

Ante este panorama, no podemos si no estar expectantes a ver que nos sigue deparando este nuevo año 2018. El futuro en este campo es realmente prometedor, incluso brillante. Todas las soluciones propuestas, apuestan por tecnologías más ecológicamente responsables, que reducirían aún más las emisiones, conseguirán favorecer la instalación de energías renovables en sitios de difícil acceso, reducirán aún más los precios de la energía y harán, en definitiva, la energía más limpia, económica y global.

Publicado en Artículos de interés

El Grupo Nordex cerró 2017 con grandes noticias, al recibir un pedido de dos grandes eléctricas internacionales por un total de 263 aerogeneradores AW125/3000 y AW125/3150 para tres parques eólicos situados en los Estados Unidos. La entrega de los aerogeneradores se hará en el verano de 2018 y la capacidad instalada será de alrededor de 820 megavatios (MW).

Una de estas eléctricas, que es un cliente habitual, ha adquirido un total de 196 turbinas AW125/3150 para dos proyectos en EE. UU., con una capacidad de 319 MW y 300 MW, respectivamente. Por otro lado, Nordex suministrará 67 aerogeneradores AW125/3000 para el tercer parque eólico, que se instalará en Texas. Este cliente también es una eléctrica internacional, para la que Nordex ya trabajó en un proyecto similar terminado en 2017.

Publicado en Energía Eólica

La energía eólica es una de las energías renovables con mayor expansión en el mundo. España es el quinto país a nivel mundial en producción. La energía eólica es la segunda tecnología en el sistema eléctrico nacional, y consigue una cobertura de la demanda cercana al 20%. Los agentes dan cada vez más entrada a la eólica en todos los mercados, no sólo en la subasta diaria, sino también en la intradiaria y en los mercados de ajustes, que exigen la máxima precisión y rapidez de respuesta. Esto ha supuesto un desafío importante, y para conseguirlo, es estratégico contar con una previsión precisa y fiable de la producción eólica.

La eólica plantea sus propios retos para las empresas generadoras. Para poder acudir al mercado eléctrico necesitan conocer cuánta energía pueden producir y ofertar en cada momento. El reto está en que no se puede modificar la generación actuando sobre las condiciones que le afectan, como la velocidad del viento, temperatura, humedad, etc. y por tanto es necesario predecir la producción de generación. Esta necesidad fue tempranamente detectada por el IIC, que lleva 15 años implicado en el sector eléctrico ayudando a gestionar los datos producidos.

La precisión en la predicción se ha visto potenciada por la aplicación de tecnologías Big Data, consideradas las más punteras. En este sector, el IIC ha desarrollado uno de los sistemas de predicción más avanzados, basado en la aplicación de técnicas de analítica predictiva, como redes neuronales o máquinas de vector soporte entre otras.

Este sistema, llamado EA2, aplica técnicas de aprendizaje automático para ofrecer predicciones muy ajustadas a los agentes. Las compañías generadoras las utilizan para perfilar las ofertas de energía con las que acuden al mercado eléctrico. Los operadores del sistema eléctrico las usan para afinar la casación entre generación y demanda. Los más avanzados cuentan con la eólica también para los servicios de ajuste.

¿Cómo funciona EA2? El sistema recoge los datos de predicción meteorológica y los utiliza para crear la predicción de generación de energía renovable. El sistema actualiza numerosas veces al día esta predicción utilizando siempre las últimas predicciones disponibles y los métodos más refinados, y así consigue ofrecer la mayor precisión.

En definitiva, la predicción procedente de la aplicación de técnicas Big Data a la energía eólica reduce la incertidumbre de las empresas para acceder al mercado, y permite a los agentes de transporte y distribución prevenir congestiones en la red. Las energías renovables son un recurso menos gestionable que las de origen tradicional, pero incorporando estas tecnologías predictivas hace que ganen un lugar junto a las mismas. Nuestro país apuesta por que esta energía se financie en los mercados, y para esto es imprescindible una predicción precisa de la producción. Más de la cuarta parte de la producción eólica está ya incorporada a los servicios de ajuste del sistema eléctrico.

Publicado en Noticias destacadas

Durante el mes de diciembre de 2017, la energía eólica ha sido la primera tecnología de nuestro sistema de generación eléctrica (24,3%) y la segunda tecnología durante el año (19,2%).

La energía eólica en 2017 ha sido la segunda tecnología del sistema energético español. Los 23 GW eólicos han producido más de 47 TWh, lo que ha supuesto el 19,2% de la electricidad consumida a nivel nacional en el año. Un año más, la energía eólica se ha comportado de forma estable, aportando prácticamente la misma electricidad respecto al año anterior.

Actualmente, los más de 20.000 aerogeneradores instalados en nuestro país en más de 1.000 parques eólicos han tenido un comportamiento excelente en días clave de máxima demanda. El récord de producción eólica se produjo el pasado 27 de diciembre de 2017 con una producción eólica de 330 GWh, siendo la primera tecnología en el mix de generación, con una cobertura de la demanda de electricidad del 47%, según datos de Red Eléctrica Española. Diciembre de 2017 ha terminado siendo el mes de diciembre con más generación eólica de la historia y el más ventoso del año.

Sin esta mayor aportación eólica en diciembre, el precio medio del mercado eléctrico podría haber sido de hasta 20 €/MWh superior al que finalmente se traslada a los consumidores, por lo que el incremento en la generación eólica ha supuesto un ahorro de un 30-35% respecto al año pasado. En total, los consumidores españoles se habrán ahorrado más de 400 millones de euros gracias a la mayor generación eólica.

Además de la aportación de la energía eólica al sistema de generación de electricidad, contamos con 210 centros industriales en 16 de las 17 comunidades autónomas. Estos centros han dedicado su actividad a la exportación del 100% de su producción en los últimos años. El sector eólico español es líder, siendo el cuarto exportador de aerogeneradores a nivel mundial.

Durante este pasado año, se han dado los pasos necesarios para situar con más fuerza a la industria eólica española en el mercado de la eólica marina. Desde la Plataforma Tecnológica del Sector Eólico Español, REOLTEC, se han integrado y coordinado acciones de investigación, desarrollo e innovación que responden a las necesidades del sector eólico español. En 2017, se ha incrementado la colaboración en materia de I+D+i entre el sector público y el empresarial en un mercado fuertemente competitivo, facilitando a la industria eólica española su posicionamiento en eólica marina.

2017 ha sido un año de crecimiento para la Asociación Empresarial Eólica. Durante este año, la asociación ha dado la bienvenida a 23 nuevas empresas, entre las que se encuentran promotores de parques eólicos, empresas de operación y mantenimiento de aerogeneradores, inversoras en proyectos renovables o servicios de ingeniería y consultoría.

LA AGENDA DE 2017 HA ESTADO MARCADA POR VARIOS TEMAS PROTAGONISTAS COMO SON LAS SUBASTAS Y LA TRANSICIÓN ENERGÉTICA

SUBASTAS DE RENOVABLES
Las subastas de renovables, celebradas dos en 2017 y una en 2016, han dado un importante impulso al sector eólico español tras los últimos años en los que sólo se han instalado 65 MW eólicos y en los que la industria se ha visto obligada a exportar el 100% de su fabricación. El desafío es que los más de 4.600 MW adjudicados en subasta se puedan instalar cumpliendo los plazos establecidos en la regulación para poder computar en los objetivos europeos de 2020. Todos los implicados ­–empresas, inversores, autoridades– han de poner de su parte. El sector eólico está preparado para cumplir estos plazos y afrontar el reto.

TRANSICIÓN ENERGÉTICA
Para hacer frente al reto de planificar la transición energética, AEE ha elaborado un análisis que recoge la posición del sector de cara a la formulación de la Ley de Cambio Climático y Transición Energética, cuya adopción está anunciada para 2018.

Como resultado del análisis de AEE, la potencia eólica instalada en 2020 alcanzaría los 28.000 MW (teniendo en cuenta las subastas de nueva potencia ya adjudicadas en 2016 y 2017 y el cupo eólico canario), por lo que la potencia eólica aumentaría en 1.700 MW anuales de media entre finales de 2017 y principios de 2020. En la década siguiente aumentaría en 1.200 MW al año de media hasta 2030, alcanzándose los 40.000 MW de potencia instalada.

Gracias a la nueva potencia eólica del escenario AEE, las emisiones del sector eléctrico español se reducirían para 2020 en un 30% respecto a 2005 (año de referencia para el sistema europeo de comercio de emisiones, ETS en su acrónimo en inglés) y un 42% para 2030. En el escenario AEE se alcanzaría el 100% de la descarbonización del sistema eléctrico para 2040. Además, el mix eléctrico español alcanzaría un 40% de cobertura de la demanda con renovables en 2020, un 62% en 2030, un 92% en 2040 y un 100% para 2050.

RETOS PARA 2018 Y LOS PRÓXIMOS AÑOS

  • AEE considera necesaria una mayor electrificación de los usos finales energéticos como vía hacia una electrificación más rápida de la economía y una mayor contribución de las energías renovables.
  • Defendemos la necesidad de una planificación para los próximos años que garantice un mix equilibrado.
  • Uno de los retos de cara a los próximos años va a ser cómo afrontan los mercados eléctricos el hecho de que cada vez haya más penetración de las renovables, que a la vez que bajan los precios canibalizan sus propios ingresos. Habrá que buscar mecanismos para que la situación sea sostenible, como los contratos bilaterales a largo plazo o las coberturas de precios
  • Los principales objetivos de la I+D van orientados a la reducción de costes, mejorar la calidad del producto, la integración en red en condiciones óptimas de seguridad y confiabilidad, y mejorar el proceso productivo, manteniendo la disponibilidad de los parques en un escenario de extensión de vida de los activos. Todo ello tanto para instalaciones en tierra como en el mar. Para España, es muy importante posicionar a la industria eólica española como líder en tecnología offshore y establecer las condiciones necesarias para la implantación de offshore en nuestro país.
  • Apoyamos el mantenimiento de la capacidad industrial española y diferenciación sectorial como una de las industrias estratégicas del país en el futuro.
  • Coordinación de los distintos organismos con competencia a nivel nacional y autonómica en energía.
  • Establecer un marco regulatorio estable que permita atraer las inversiones necesarias para llevar a cabo una transición energética.
  • En el caso de Canarias, es fundamental apostar por la eólica para abaratar el coste de generación en las islas (actualmente el coste es más del doble que el coste en la península, debido a la dependencia de tecnologías que utilizan derivados del petróleo).
Publicado en Energía Eólica

Con ocasión de la celebración del Seminario sobre el Mantenimiento de las Instalaciones de Energías Renovables: “El Opex a Dieta”, representantes de la asociación AEMER y de la aseguradora RSA han presentado hoy la “Guía para el Diagnóstico y la Evaluación Periódica de los Parques Eólicos”. La Guía es una primera iniciativa de este tipo en nuestro país y completa trabajos similares realizados en otros países europeos, fundamentalmente en Alemania.

El objetivo de la Guía es establecer de forma sistematizada las recomendaciones para la supervisión de los parques eólicos a lo largo de la vida de los mismos y aborda el alcance y plan de trabajo de los procedimientos a seguir. El objetivo último es maximizar la vida útil y las prestaciones de las instalaciones, al mínimo coste posible y manteniendo en todo momento las condiciones de seguridad y salud en los parques.

Se proponen tres diferentes tipos de inspecciones:
De evaluación del estado general para estrategias de Mantenimiento según estado, determinación de las acciones correctoras a llevar a cabo.

De extensión de vida: se busca comprobar que el estado de las máquinas es el adecuado para la operación segura hasta la próxima fecha de inspección.

De seguimiento en los diferentes hitos contractuales e identificación de fallos.

La Guía aborda las componentes principales de los aerogeneradores: palas, torre, cimentaciones, iluminación, equipos eléctricos y electrónicos, transmisión mecánica y subestaciones. Identifica también las responsabilidades de los diferentes intervinientes: propietarios, fabricantes, empresas de mantenimiento independientes y compañías de seguros.

Se pretende que la Guía sea un documento vivo que se vaya realimentando con la experiencia de los diagnósticos y el mantenimiento efectivo, especialmente en el momento actual en el que se plantea de forma general la extensión de vida de los parques existentes.

Publicado en Energía Eólica

Nordex Group presentará la última fase de desarrollo de su exitosa plataforma Delta - la serie Delta 4000 - en la feria eólica Husum Wind, que tendrá lugar del 12 al 15 de septiembre. El protagonista será el aerogenerador N149 / 4.0-4.5: especialmente diseñado para zonas de vientos bajos, ofrece un área de barrido de rotor un 30% superior y una producción de energía variable de entre 4,0 y 4,5 MW, lo que lo convierte en la actualidad en la turbina terrestre de mayor rendimiento para vientos bajos en este rango.

Otra de las características que lo hace especial, es su capacidad de adaptarse a una gran diversidad de requisitos locales con una sola versión de hardware. Así, se ajusta a la perfección a las necesidades concretas del gestor de red, los regímenes de viento locales y las restricciones de ruido. También permite optimizar el rendimiento global de un parque eólico a través de los diferentes rendimientos máximos de cada aerogenerador, aprovechando así en todo momento todo el potencial de la ubicación de cada turbina dentro de cada parque eólico. Esto supone una gran ventaja para los proyectos de gran escala que muchas veces implican diferentes regímenes de viento y una compleja topografía. Así, con el N149 / 4.0-4.5, la obtención del máximo rendimiento energético está garantizada: hasta un 28% más en comparación con la turbina N131 / 3600.

“Este aerogenerador vuelve a ser un hito del desarrollo. Es un producto altamente competitivo, de excelentes resultados, que ofrece un incremento de la eficiencia de doble dígito. Con él podremos reducir aún más el coste de la energía”, afirma José Luis Blanco, CEO de Nordex SE.

Cuenta con un diámetro de rotor 18 metros mayor que el del modelo N131. Además, mantiene la misma estructura de rotor de una sola pieza, optimizando su diseño para el transporte y la producción. Por ejemplo, las vigas principales de la pala son de fibra de carbono, un material introducido por primera vez en 2010, en el N117 / 2400, y que desde 2014 también se utiliza en el modelo N131. El diseño de la estructura de las palas de rotor es el resultado, en parte, de los conocimientos y la experiencia de SSP, un fabricante danés especializado en palas más largas que fue adquirido por Nordex Group la pasada primavera.

El nivel máximo de ruido del N149 / 4.0-4.5 oscila entre 103,6 dBA y 106,1 dBA, lo que lo convierte en la actualidad, en la turbina más silenciosa de la gama de 4,0-4,5 MW para vientos bajos. Además, en emplazamientos con requisitos de ruido inferiores, la turbina puede funcionar en numerosas modalidades de optimización de ruido. Es posible controlar estas modalidades según la dirección del viento, la hora del día, la temperatura exterior o los días festivos locales, para mantener la carga acústica al nivel más bajo posible y cumplir con los requisitos legales.

Inicialmente, las torres disponibles poseen una altura de buje de 105 a 164 metros. Para climas fríos, Nordex Group también dispone de una variante especial de pala que incluye un sistema antihielo.

Publicado en Energía Eólica

ACCIONA Energía ha puesto en marcha en Barásoain (Navarra) la primera planta híbrida de almacenamiento de electricidad en baterías integrada en un parque eólico conectado a la red en España. La compañía ha desarrollado asimismo un software de simulación que se utilizará en la planta y que ha obtenido el Premio Eolo de Innovación 2017, concedido por la Asociación Empresarial Eólica (AEE). Ambas iniciativas sitúan a la compañía como pionera en este tipo de soluciones orientadas a facilitar la integración de las renovables de generación variable en la red y optimizar la gestión de la energía producida.

La planta de Barásoain, situada en el municipio navarro del mismo nombre, está dotada de un sistema de almacenamiento integrado por dos baterías ubicadas en sendos contenedores: una batería de potencia (de respuesta rápida) de 1 MW/0,39 MWh (capaz de mantener 1 MW de potencia durante 20 minutos) y otra batería de energía de respuesta más lenta y mayor autonomía, de 0,7 MW/0,7 MWh (capaz de mantener 0,7 MW durante 1 hora). Ambas son de tecnología Li-ion Samsung SDI y están conectadas a un aerogenerador AW116/3000, de 3 MW de potencia nominal y tecnología ACCIONA Windpower (Grupo Nordex), del que tomarán la energía que deba ser almacenada. Esta turbina eólica es una de las cinco que integran el Parque Eólico Experimental Barásoain, que la compañía opera desde 2013.

La instalación consta de tres unidades adicionales –una para celdas de media tensión y analizadores, otra para inversores/cargadores y transformador (instalada por Ingeteam, compañía colaboradora en el proyecto), y una tercera para los equipos de control y monitorización.

En la planta se aplicarán soluciones de almacenamiento con eólica conectadas a la red que permitan prestar servicios de tecnología avanzada orientada a mejorar la calidad de la energía que se inyecta en el sistema. Se analizarán también funcionalidades como la prestación de servicios de ajuste al sistema eléctrico -necesarios para mantener el permanente equilibrio entre oferta y demanda-, o el desplazamiento de la aportación de energía a la red a aquellos momentos en que se registra una mayor demanda, lo que mejora el rendimiento económico de la instalación.

El proyecto ha contado con financiación del Fondo Europeo de Desarrollo Regional (FEDER), que gestiona en España el Centro para el Desarrollo Tecnológico Industrial (CDTI).

Optimizar el almacenamiento

Un componente esencial del trabajo de innovación que lleva a cabo ACCIONA en este campo es el software de simulación desarrollado internamente, que permite dimensionar y optimizar sistemas de almacenamiento en integración con parques eólicos, ya se encuentren éstos en fase de proyecto o plenamente operativos.

Denominada ADOSA (Análisis, Dimensionamiento y Optimización de Sistemas de Almacenamiento), es una herramienta innovadora cuya singularidad reside en contemplar de forma integrada tanto aspectos técnicos como económicos y estratégicos, permitiendo así concluir cuál es la solución óptima en cada caso.

La Asociación Empresarial Eólica acaba de conceder su máximo galardón anual en materia de I+D, el premio Eolo de Innovación, a este proyecto, que firman las ingenieras Asun Padrós Razquin y Raquel Rojo Ochoa, de la Dirección de Innovación de ACCIONA Energía.

Expectativas de futuro

La aplicación de sistemas de almacenamiento eléctrico con baterías vinculados a parques eólicos y plantas solares es un campo con gran potencial de crecimiento debido al fuerte desarrollo de ambas energías renovables a nivel global y al abaratamiento de la tecnología de baterías y la mejora de su eficiencia.

Aunque todavía se encuentran en fase incipiente, este tipo de soluciones están demostrando su idoneidad no sólo para aplicaciones domésticas o redes poco interconectadas (islas, redes débiles), sino también para aplicaciones a escala “utility” en países desarrollados, con el foco puesto en incrementar la penetración de la renovables variables en los sistemas eléctricos sin merma de su calidad y seguridad, y en adaptar el suministro eléctrico a los momentos de mayor demanda. Se trata, en definitiva, de mejorar la flexibilidad de los sistemas eléctricos para incorporar una mayor capacidad renovable, en un contexto de transición hacia un mix bajo en carbono, en que los combustibles fósiles van a ser paulatinamente sustituidos por tecnologías limpias.

Según la Agencia Internacional de Energías Renovables (IRENA), el almacenamiento en baterías se muestra incluso más ágil para dar respuesta rápida a los requerimientos de regulación del sistema eléctrico que las plantas convencionales de combustibles fósiles, que prestan tradicionalmente estos servicios de ajuste.

Los analistas prevén un importante crecimiento de los sistemas de almacenamiento en las próximas décadas. Sólo en proyectos a escala “utility”, la consultora Navigant prevé una facturación de 18.000 millones de dólares en 2023, frente a 220 millones en 2014, período en que la capacidad anual de almacenamiento en baterías pasará de 360 MW a 14.000 MW.

Publicado en Energía Eólica

Más del 88% de los materiales contenidos en un panel fotovoltaico son recuperables gracias a la tecnología de reciclaje desarrollada hasta la fecha, según un estudio de la plataforma medioambiental Recyclia y la empresa Recyberica Ambiental, dedicadas a la recogida y la gestión de residuos electrónicos, y hecho público con motivo de la celebración del Día Mundial del Reciclaje, mañana 17 de mayo.

Según el estudio, de cada tonelada de paneles fotovoltaicos, con un peso medio de 35 kg por unidad, la tecnología actual permite recuperar 750 kg de vidrio y materiales afines al silicio, 120 kg de metales -mayoritariamente, aluminio de los marcos metálicos, y, en menor cantidad, cobre del cableado y hierro- y 20 kg de plástico.

Asimismo, los paneles solares pueden contener materiales contaminantes para el medio ambiente, en caso de no ser tratados correctamente, como el teluro de cadmio o el dióxido de silicio, este último componente común del vidrio. Estos materiales son extraídos y separados para, a continuación, ser tratados mediante procesos adecuados que garanticen su inocuidad.

Reciclaje en plantas autorizadas
Recyclia y Recyberica Ambiental valoran que, sólo dos años después de entrar en vigor la obligación de reciclar los paneles solares, la tecnología de tratamiento, aún en desarrollo, ya permite superar en ocho puntos el objetivo al que obliga la norma e iguala el porcentaje de materiales recuperados de, por ejemplo, una impresora o un equipo multifunción.

Para alcanzar estos índices de valorización, las entidades llaman la atención sobre la necesidad de que estos aparatos sean recogidos y tratados por agentes y plantas debidamente autorizadas con procesos adecuados a las mejores tecnologías disponibles.

En España, desde febrero de 2015, los fabricantes e importadores de paneles fotovoltaicos están obligados a organizar y financiar su recogida y reciclaje al finalizar su vida útil.

Adelantándose a la normativa, Recyclia se responsabiliza de la gestión de los paneles fotovoltaicos en España desde 2013, año en el que firmó un acuerdo de

colaboración con la asociación europea PV Cycle, encargada del reciclaje de este tipo de aparatos en toda Europa y que representa a más del 90% de los fabricantes e importadores.

Publicado en Energía Eólica

El Grupo Nordex ha conseguido un importante contrato para la entrega de 65 aerogeneradores AW125 / 3000. El proyecto de Lagoa do Barro está compuesto por ocho parques eólicos que se desarrollarán en el estado de Piauí, al noreste de Brasil. Los sistemas de energía eólica se entregarán e instalarán a partir de mediados de 2017.

Las turbinas están diseñadas para las altas velocidades de viento que dominan en la zona. Así, los planificadores del proyecto esperan poder alcanzar un factor de capacidad de alrededor de un 58%, lo que es superior a la media.

El cliente y futuro operador de los parques eólicos es Atlantic Renewable Energy, un promotor y operador de proyectos eólicos e hidroeléctricos en Brasil. La empresa pertenece al fondo de capital privado Actis, uno de los mayores inversores en mercados emergentes de crecimiento rápido.

Ambas empresas comparten un firme compromiso con la sostenibilidad, con centrales eléctricas eficientes cuya explotación tenga un impacto ambiental mínimo. Además, los proyectos se han estructurado para aumentar la proporción de fabricación local, por lo que, para el complejo Lagoa do Barro, Nordex utilizará torres fabricadas localmente. “Esto reduce el gasto de capital, minimiza el impacto ambiental y crea puestos de trabajo”, explica Patxi Landa, Chief Sales Officer de Nordex SE.

Publicado en Energía Eólica
Página 1 de 3
NOTICIAS RELACIONADAS

Datos Revista Energía de Hoy

Datos Revista Energía de Hoy

Tel.- (+34) 91 737 51 65
Fax.- (+34) 91 431 55 69

Técnico (+34) 902 18 11 22 (9-13 h)

C/ Velázquez 15 1º Dcha.
28001 Madrid
info@energiadehoy.com

 

Suscripción newsletter

Debe confirmar suscripción

© Energía de Hoy. Revista de Energias Renovables. Gestionado por Catalweb.net