Indra, una de principales empresas globales de consultoría y tecnología, y la Universidad de Monash, la mayor de Australia, han anunciado la finalización de la prueba de concepto (PoC) del proyecto de construcción de una micro red eléctrica en el campus de Clayton (Melbourne) como base del desarrollo de un modelo de generación y consumo basado en la sostenibilidad y eficiencia energética.

Esta red será gestionada por InGrid Active Grid Managment (AGM), la solución Internet of Things desarrollada por Indra para facilitar la operación dinámica, proactiva, distribuida e inteligente de las redes de media y baja tensión. La PoC ha permitido certificar el funcionamiento de la plataforma, que ya está recogiendo datos en tiempo real desde los activos de red, además de validar su capacidad para enviar órdenes de control en fracciones de segundo. Los expertos de Indra prevén que en 2020 la universidad ya genere siete Gigavatios/hora de electricidad, suficientes para abastecer a 1.000 hogares durante todo un año.

El proyecto es una de las acciones que forman parte del objetivo de la Universidad de Monash de alcanzar cero emisiones netas para 2030 (Programa Net Cero), concebido para eliminar por completo la dependencia de los combustibles fósiles. “La iniciativa de Monash está mostrando cómo una red alimentada por fuentes de energía renovables puede aportar mayor seguridad en la operación y ser más eficiente gracias a la acción conjunta de los recursos energéticos distribuidos”, afirma Giovanni Polizzi, gerente de Soluciones Energéticas de Indra en Australia. “La consecuencia directa es una mayor capacidad para integrar esos recursos en una red mucho más descarbonizada, lo que implica una energía más asequible para el cliente final”.

Con el fin de conseguir el objetivo de cero emisiones, la universidad se ha comprometido a invertir 135 millones de dólares en la transformación energética durante los próximos 13 años. Esto abarcará medidas de eficiencia energética, como la iluminación LED, la electrificación del campus, las energías renovables in situ y los acuerdos de compra de energía renovable externa. Los ahorros energéticos resultantes se traducirán en una reducción considerable de los costes que, según los cálculos, será de 15 millones al año en el ejercicio de 2028.

“La micro-red es un elemento esencial para alcanzar este objetivo, pues ayuda a la universidad a controlar de forma precisa cuándo y cómo se utiliza la energía en todo el campus”, explicaba Polizzi. “Indra se alegra de ser el socio tecnológico principal en esta importante iniciativa”.

Menos costes y más fiabilidad en el suministro

La solución InGRID AGM de Indra facilita la monitorización y control directo con una visión integral de las redes de media y baja tensión así como la integración eficiente de los sistemas de autoconsumo de los clientes y los recursos energéticos distribuidos, como la generación renovable, almacenamiento de energía, plantas de generación virtuales o vehículo eléctrico. Permite así que generadores, operadores y consumidores intercambien servicios en tiempo real, de forma que se equilibre automáticamente la generación y la demanda de manera más eficiente, reduciendo los costes generales del sistema eléctrico y mejorando su fiabilidad.

Esta plataforma controla todos los activos y procesa los datos necesarios para llevar a cabo las operaciones de la red mediante los nodos de procesamiento inteligente (node#1) de Indra basados en la familia de procesadores Intel®Atom y un motor de análisis centralizado de datos y cálculo de parámetros en tiempo real sobre la calidad de suministro. Asimismo, los nodos comparten información gracias a iSPEED, la solución de Indra que facilita la interoperabilidad que, además, les permite conectarse a una gran variedad de activos.

Según la Asociación de Redes Energéticas (ENA) de Australia, “la inteligencia distribuida, el análisis de datos en tiempo real de las redes de media y baja tensión y la apertura a la tecnología de terceros, que aporta la solución de Indra, no tienen competidor técnicamente maduro en el mercado de Australia, y puede que ni siquiera en el mercado internacional”.

“El apoyo de ENA a InGRID AGM aporta a la Universidad de Monash la confianza que necesitaba para emprender este importante proyecto de transformación con un socio internacional”, declara Tony Fullelove, director del Programa Net Cero de la Universidad de Monash. “En menos de tres meses, Indra y Monash han instalado una plataforma totalmente operativa capaz de recuperar datos de mediciones en instalaciones fotovoltaicas solares, transformadores distribución y sistemas inteligentes de gestión de edificios, así como de enviar órdenes a todos ellos en tan solo una fracción de segundo”.

Las siguientes fases de desarrollo de micro-red incluyen objetivos como el incremento del control en el mantenimiento predictivo de activos, la creación de un mercado peer-to-peer (mercado energético transactivo) y el estudio de nuevos escenarios de actuación en colaboración con diversos proveedores de servicios para redes de distribución (DNSP).

Fullelove añade que “al gestionar las demandas energéticas del campus de Clayton y proporcionar servicios auxiliares a la red eléctrica de la región de Victoria, la micro-red de Monash proporciona un ejemplo práctico de la forma en la que Australia puede mantener un sistema energético asequible y sólido, sobre todo durante períodos de máximo consumo y en condiciones climatológicas extremas y, además, permite que los poderes públicos pasen a una economía con bajas emisiones de carbono”.

Monash es la universidad más grande de Australia y unas de las más prestigiosas del mundo. Es, asimismo, miembro del "Grupo de 8", asociación que incluye a la élite de las universidades de I+D intensivo. Cuenta con más de 70.000 estudiantes, de los que alrededor de 10.000 se encuentran en sus sedes internacionales de China, Italia, Malasia, Indonesia y Suráfrica.

Además del proyecto de Australia, Indra está desarrollando pilotos de InGRID AGM en Europa, Latinoamérica y Asia. Entre otros, esta solución ya está monitorizando los niveles de media y baja tensión de la red de Irlanda y Filipinas.

Publicado en Eficiencia Energética

El proyecto de eficiencia energética desarrollado por el Servicio Nacional de Aprendizaje (SENA) de Colombia, en colaboración con Indra, ha ganado el premio de enerTIC 2017 en la categoría de Smart International Projects. Los enerTIC Awards, que organiza desde hace seis años la Plataforma enerTIC, tienen como objetivo reconocer a las organizaciones y directivos que impulsan, a través de la innovación y la tecnología, la eficiencia energética en la era digital.

Se trata, además, del segundo reconocimiento que obtiene el proyecto tras haber sido galardonado, el pasado mes de abril, con el Premio de Eficiencia Energética en la categoría de Entidades Públicas en Colombia, otorgado por la Asociación Nacional de Empresas de Servicios Públicos y Comunicaciones (Andesco), el Ministerio de Minas y Energías, Findeter y la Unidad de Planeación Minero Energética (UPME).

El Comité Técnico de la Plataforma enerTIC evaluó los 76 proyectos presentados y eligió los finalistas en cada una de las 14 categorías premiadas, atendiendo a los siguientes criterios: grado de Innovación aplicada, usabilidad de Tecnologías de la Información y las Comunicaciones, impacto en la reducción de consumo energético y emisiones CO2, ejemplaridad o aplicabilidad en otras organizaciones/entornos y uso de métricas de mejora.

La compañía global de consultoría y tecnología ha implementado y opera en el SENA un sistema de gestión de la energía según la norma ISO 50001 alimentado por una plataforma Smart Energy. Su objetivo es mejorar la eficiencia energética de los procesos de forma continua mediante la identificación de soluciones técnicas viables, así como del establecimiento de recomendaciones y planes de acción que reduzcan la factura de energía, agua y gas.

La plataforma Smart Energy está basada en Minsait IoT Sofia2, la solución IoT con capacidades Big Data de Minsait, la unidad de transformación digital de Indra. Actúa como un gran “cerebro” integrador capaz de monitorizar los distintos dispositivos de medición de energía, agua y gas desplegados por las diversas sedes del SENA, almacenar información, visualizar gráficos y establecer previsiones de consumo mediante la combinación de los datos históricos de la base de datos y los recogidos en tiempo real. Toda la información monitorizada es utilizada por el sistema de gestión energética para avanzar hacia la certificación ISO 5001.

Según un primer estudio de los responsables del proyecto sobre 28 sedes del SENA, los ahorros podrían llegar a suponer una reducción de alrededor del 25% en el caso de la factura energética, con un retorno de inversión de 1,7 años, en el supuesto de implementar medidas de poca inversión. Para lograrlo, se recomienda, por ejemplo, la sustitución de sistemas de climatización centrales por individuales, sustitución de paneles de luminarias de tubo fluorescente por LED o el control automático del encendido/apagado, entre otras acciones.

En el caso de implementación de medidas de escasa inversión, los ahorros podrían superar el 6% de la factura energética con un retorno inmediato de la misma. Se incluyen, por ejemplo, mejoras de hábitos de uso de equipos de iluminación y aire acondicionado o el establecimiento de programas de mantenimiento.

El informe se ha realizado a partir del piloto desarrollado en tres sedes de la entidad pública colombiana, identificadas como representativas del conjunto (por “pisos térmicos” o por altitud, desde 168 metros sobre el nivel del mar de Valledupar, hasta los 2.640 metros de Bogotá) y su extrapolación a otras 25, tomando como base las facturas de energía de esas 25 sedes.

La implantación de este sistema constituye una de las principales iniciativas del ambicioso proyecto de transformación digital que la compañía global de consultoría y tecnología está acometiendo en esta entidad colombiana.

enerTIC tiene por misión contribuir al desarrollo del potencial de transformación de las Tecnologías de la Información y Comunicaciones en el ámbito de la eficiencia energética en España con el apoyo de las empresas asociadas e instituciones públicas, en favor de una economía más competitiva y sostenible.

Publicado en Eficiencia Energética

Indra, una de las principales empresas globales de consultoría y tecnología, y la Universidad de Sevilla han alcanzado un acuerdo marco para impulsar la transformación digital de las administraciones públicas mediante su colaboración en actividades de I+D+i, formación y divulgación en este ámbito.

El rector de la US, Miguel Ángel Castro, y el director del mercado de Administraciones Públicas de Indra, Raúl Ripio, han firmado hoy el convenio marco de colaboración, en un acto en la Universidad en el que han estado acompañados, entre otros, por el vicerrector de Desarrollo Digital y Evaluación Universidad de Sevilla, Carlos León, y otros directivos de la compañía tecnológica.

Entre otras actividades, el acuerdo prevé la creación del Aula Indra para estudiar y promover nuevas estrategias y tecnologías aplicadas a la transformación digital en ámbitos como la justicia, la administración electrónica, la sanidad o las smart cities.

Adicionalemente, se contempla la organización y realización de cursos, seminarios y jornadas para promocionar el uso de las TIC; actividades para facilitar el I+D+i y la transferencia tecnológica; y el fomento del emprendimiento universitario y la colaboración de Indra con startups y spinoffs de la universidad.

Compromiso con el talento local

El nuevo marco de colaboración también pretende facilitar la participación de profersionales de Indra en actividades formativas de la universidad, así como la inserción profesional de los estudiantes. Indra y la Universidad de Sevilla ya colaboraban en este ámbito para fomentar las becas y prácticas de los estudiantes en Indra.

La compañía apuesta por el talento sevillano y andaluz y por contribuir a su formación y desarrollo en especialidades de alta cualificación técnica. Este talento es un factor diferencial que permite a la compañía implantar e incluso desarrollar en la región productos y soluciones tecnológicas pioneras en diferentes terrenos, como la sanidad o los transportes, que son llevados a diferentes países con la participación de los profesionales andaluces.

Indra mantiene en la actualidad una plantilla de más de 1.600 profesionales de alta cualificación en varios centros de trabajo en Andalucía, en concreto, en sus instalaciones en Sevilla, Málaga y Cádiz,

Nuevas áreas de crecimiento en Andalucía

El Centro de Excelencia de Salud Digital Avanzada de Sevilla concentra en la actualidad importantes capacidades para el desarrollo de productos del mercado de sanidad de Indra. Los profesionales de este centro trabajan en el desarrollo y soporte a proyectos y clientes clave de la compañía a nivel mundial, como los centros hospitalarios en Bahrein o en el Hospital de La Florida, el primer hospital digital concesionado de la sanidad pública de Chile.

Con el nuevo acuerdo con la Universidad de Sevilla Indra quiere impulsar su apuesta por áreas de crecimiento identificadas para su desarrollo en el ámbito de las administraciones públicas, como la justicia digital y las smart cities.

Publicado en Eficiencia Energética

Indra alcanzó un beneficio neto de 85 millones de euros en los nueve primeros meses de 2017, lo que supone un aumento del 76% frente al resultado de 48 millones logrado en el mismo período del año anterior. El beneficio neto por acción básico creció un 68% en el mismo período.

Los ingresos crecieron un 8,5% en los tres primeros trimestres de 2017, alcanzando los 2.116 millones de euros, por la aportación de Tecnocom y la aceleración del crecimiento orgánico de Indra, del 7%, en el tercer trimestre, especialmente en los negocios de Elecciones y Tráfico Aéreo.

La contratación creció un 13% en el período analizado, por la incorporación de Tecnocom y el crecimiento orgánico en el negocio de Tecnologías de la Información (TI) de Indra (del 4%).

El EBITDA aumentó un 13%, alcanzando los 171 millones de euros, con lo que el Margen EBITDA alcanzó el 8,1%, frente al 7,7% de los nueve primeros meses de 2016. Excluyendo los costes de reestructuración de Tecnocom, el Margen EBITDA habría crecido hasta el 8,5%.

El EBIT creció un 19% y el Margen EBIT aumentó hasta el 5,8% frente al 5,3% de los tres primeros trimestres de 2016. Indra logró mejorar tanto el Margen EBIT de T&D (que creció hasta el 13,0% frente al 12,0% de los nueve primeros meses de 2016) como el de TI (que alcanzó el 1,4% frente al 0,3%).

Tecnocom contribuyó con 167 millones de euros en ventas y 4,7 millones en EBIT en el período (consolida desde el 18 de abril de 2017). La consecución de las sinergias operativas comunicadas en el momento de la adquisición (30,5 millones de euros) se está produciendo a ritmo más rápido del planeado y con un coste menor al inicialmente previsto.

La generación de caja en los nueve primeros meses del año fue de 44 millones de euros, mostrando un comportamiento muy positivo en el tercer trimestre (alcanzó los 75 millones de euros) gracias a la mejora operativa del período y a la del circulante en el trimestre.

La Deuda Neta se redujo hasta los 680 millones de euros, frente a los 745 millones de junio de 2017. Excluyendo la adquisición de Tecnocom, se habría situado en 460 millones.

La compañía mantiene las mismas estimaciones de ingresos, Margen EBIT y generación de caja antes de circulante ya comunicadas para el ejercicio 2017 y que no incluían la integración de Tecnocom.

Las ventas en los nueve primeros meses de 2017 alcanzaron los 2.116 millones de euros, lo que supone un crecimiento del 8,5% en moneda local (7,8% en términos reportados), impulsadas por la aportación de Tecnocom, y las aceleraciones del crecimiento orgánico del negocio de TI (Tecnologías de la Información) de Indra en el período y del negocio de Tráfico Aéreo en el tercer trimestre de 2017. Por segmentos, TI aumentó sus ingresos un 17% en moneda local (un 18% reportado) registrando crecimientos en sus cuatro verticales, por la contribución de Tecnocom y la aportación del negocio de Elecciones. Por su parte T&D (Transporte & Tráfico y Defensa & Seguridad) disminuyó sus ingresos en los nueve primeros meses de 2017 un 4% (tanto en moneda local como en reportado), en línea con el comportamiento de los primeros seis meses del año. El tipo de cambio siguió contribuyendo positivamente al crecimiento en los nueve primeros meses de 2017 con 13 millones de euros, aunque en menor medida que en el primer semestre de 2017 (20 millones de euros).

Excluyendo el impacto derivado de la adquisición de Tecnocom, las ventas en los nueve primeros meses de 2017 se hubieran situado en 1.950 millones de euros (un 1% menos en moneda local; mismo nivel reportado) mejorando su comportamiento en este período en 3 puntos porcentuales (descenso del 4% en moneda local) frente al primer semestre de 2017, por la mayor contribución del negocio de Elecciones y de Tráfico Aéreo, tal y como se había anticipado en la comunicación de resultados del trimestre pasado.

En el tercer trimestre de 2017 las ventas alcanzaron los 737 millones de euros (un aumento del 20% en moneda local y del 19% reportado). Excluyendo el impacto de Tecnocom, las ventas (de 652 millones de euros) habrían crecido orgánicamente un 5% en reportado (un 7% en moneda local) impulsadas por las contribuciones ya mencionadas de los negocios de Elecciones (en el vertical de Administraciones Públicas y Sanidad) y de Tráfico Aéreo, y la contribución positiva en el trimestre de Telecom y Media, ya desaparecido el efecto comparativo del contrato perdido de BPO de Vodafone a mediados de 2016.

Tecnocom, que comenzó a consolidar desde el 18 de abril de 2017, contribuyó con 167 millones de euros en ventas y 4,7 millones en el EBIT en este período. El Margen EBIT se situó en el 2,8% e incluyó 6,4 millones de euros de costes de integración que le han sido repercutidos, sin los cuales dicho Margen EBIT habría alcanzado el 6,7%. Los ingresos estimados de Tecnocom en los nueve primeros meses de 2017 en términos comparables habrían decrecido un 3,1%, mientras que el Margen EBIT estimado en términos comparables (excluyendo los impactos derivados de la integración) se habría situado en el 6,0% frente al 3,9% de los nueve primeros meses de 2016. La consecución de las sinergias operativas comunicadas en el momento de la transacción (30,5 millones de euros) se está produciendo a ritmo más rápido del planeado, y con un coste menor al inicialmente previsto.

La contratación creció un 13,0% en términos reportados (un 12,5% en moneda local) como consecuencia del favorable impacto de la incorporación de Tecnocom y el propio crecimiento orgánico de la contratación en Indra. Excluyendo Tecnocom, la contratación en los nueve primeros meses de 2017 creció un 4% (en moneda local y términos reportados) acelerándose en el tercer trimestre (aumento del 23% en moneda local; y del 20% reportado) como consecuencia del crecimiento de la contratación orgánica en todos los verticales de TI.

Los Otros Ingresos se situaron en 34 millones de euros en los nueve primeros meses de 2017, nivel ligeramente superior al del mismo período del año anterior (de 30 millones). Esta partida está formada principalmente por la capitalización de gastos de I+D (22 millones) y subvenciones (6 millones).

El OPEX (gastos operativos) creció un 8% en los nueve primeros meses de 2017 en términos reportados, hasta alcanzar los 1.979 millones de euros frente a los 1.830 millones del mismo período de 2016. Excluyendo Tecnocom, el OPEX habría caído un -0,6%:

Los Aprovisionamientos y Otros Gastos de Explotación aumentaron un 8% debido a la incorporación de Tecnocom y la aceleración de las ventas en el tercer trimestre.

Los Gastos de Personal crecieron un 8% en los nueve primeros meses de 2017, hasta los 1.076 millones de euros, como consecuencia, entre otros aspectos, del impacto de la consolidación de Tecnocom. Excluyendo dicho impacto, los Gastos de Personal habrían caído un 3% en términos reportados frente a una caída del 7% de la plantilla media de Indra (excluyendo Tecnocom).

El EBITDA creció un 13% con respecto a los nueve primeros meses de 2016, alcanzando los 171 millones de euros. El Margen EBITDA se situó en el 8,1% frente al 7,7% de los nueve primeros meses de 2016. Excluyendo el total de los costes de reestructuración (de 8,3 millones de euros), el Margen EBITDA habría alcanzado el 8,5% en los nueve primeros meses de 2017.

El Margen EBIT alcanzó el 5,8% en los nueve primeros meses de 2017 (6,2% excluyendo el total de los costes de reestructuración) frente al 5,3% del mismo período de 2016, ligeramente impactado por la incorporación de Tecnocom y sus costes de integración. Excluyendo Tecnocom, el Margen EBIT se habría situado en el 6,1% en los nueve primeros meses de 2017, acelerando su crecimiento en el tercer trimestre.

El Margen EBIT de T&D se situó en el 13,0%, nivel superior al registrado en los nueve primeros meses de 2016 (12,0%) y mejorando ligeramente frente al primer semestre de 2017 (12,6%). Tanto Defensa y Seguridad como Transporte y Tráfico mejoraron ligeramente su rentabilidad con respecto a los nueve primeros meses de 2016.

El Margen EBIT de TI (Tecnologías de la Información) en los nueve primeros meses de 2017 aumentó hasta el 1,4% frente al 0,3% del mismo período de 2016, también mejorando con respecto al primer semestre de 2017 (0,9%).

En el tercer trimestre de 2017, el Margen EBIT se elevó hasta el 6,3% (frente al 5,5% del tercer trimestre de 2016) como consecuencia de la mejora de rentabilidad en TI y a pesar de incluir la integración de Tecnocom. Excluyendo Tecnocom, el Margen EBIT orgánico de Indra en el tercer trimestre de 2017 se habría situado en el 7,0%.

Las amortizaciones alcanzaron los 47 millones de euros en los nueve primeros meses de 2017, prácticamente el mismo nivel que el registrado en el mismo período de 2016.

A pesar del aumento de la deuda media en el período, el Resultado Financiero mejoró hasta un nivel de -22 millones de euros en los nueve primeros meses de 2017 (frente al nivel de -30 millones del mismo período de 2016) como consecuencia del descenso en el coste medio de financiación (que se redujo en 1,3 puntos porcentuales, hasta el 2,2%, en los nueve primeros meses de 2017), así como por el efecto positivo asociado a ciertas coberturas por tipo de cambio y otros resultados financieros. En el tercer trimestre de 2017, el Resultado Financiero ascendió a -8 millones de euros y permaneció estable frente al nivel del tercer trimestre de 2016.

Los Resultados de entidades valoradas por el método de la participación se redujeron hasta -0,1 millones de euros.

El gasto por impuestos ascendió a 16 millones de euros, lo que equivale a una tasa impositiva del 16%, reduciéndose significativamente frente al primer semestre de 2017 como consecuencia de un mejor aprovechamiento de las bases imponibles negativas en Brasil, tal y como se había anticipado en el trimestre anterior.

El resultado neto del Grupo creció un 76% y alcanzó los 85 millones de euros en los nueve primeros meses de 2017 frente a los 48 millones del mismo período de 2016. El beneficio neto por acción básico creció un 68% en el mismo período.

Publicado en Eficiencia Energética

Indra, una de principales empresas globales de consultoría y tecnología, ha desarrollado la plataforma de control de red más avanzada del mercado para facilitar una operación dinámica, proactiva, distribuida e inteligente de las redes eléctricas. Active Grid Management (AGM) abre la puerta al consumidor para gestionar su autoconsumo y participar activamente en nuevos modelos de negocio que mejoren la fiabilidad, eficiencia y sostenibilidad del sistema eléctrico.

Según datos obtenidos a partir de varios proyectos piloto que está desarrollando la compañía en distintos países, AGM permitiría disminuir las pérdidas de energía en la red de distribución entre un 10% y un 20% y mejorar la calidad del suministro alcanzando reducciones superiores al 10% en el número de incidencias y en el tiempo de restablecimiento del servicio.

Su implantación facilitará a las compañías energéticas establecer esquemas de gestión de demanda y servicios de regulación agregando los puntos de consumo en lo que se denominan VPPs (Virtual Power Plants), un nuevo concepto de gestión energética que entrelaza diferentes pequeñas fuentes de energía, sobre todo renovables, gestionadas desde un único sistema de control. Esto permitirá la reducción de los costes de generación y transporte (dependiendo del mercado podrían alcanzar el 10%) y la integración de energía renovable y otros recursos energéticos distribuidos en la red de media y baja tensión.

Indra acaba de presentar la solución en la European Utility Week, la cumbre europea dedicada a los servicios públicos de agua, electricidad y gas, que se celebra en Amsterdam desde ayer martes, día 3 de octubre, hasta el próximo jueves, y congregará a más de 450 compañías de todo el mundo. “La tecnología de Indra crea un marco directo para trasferir de forma sencilla los beneficios aportados al sistema eléctrico al consumidor final, que verá cómo su factura mensual se reduce y la calidad y fiabilidad del suministro aumenta, contribuyendo así a la sostenibilidad del sistema”, explica Juan Prieto, gerente de Control y Modelización de Energía en Indra.

AGM forma parte de InGRID, el sistema integrado de gestión de las redes de distribución de Indra, y facilita la monitorización y control directo con una visión integral de las redes de media y baja tensión así como la integración eficiente de los sistemas de autoconsumo de los clientes y los recursos energéticos distribuidos, como la generación renovable, almacenamiento de energía, plantas de generación virtuales o vehículo eléctrico. Permite así que generadores, operadores y consumidores intercambien servicios en tiempo real, de forma que se equilibre automáticamente la generación y la demanda de manera más eficiente, reduciendo los costes generales del sistema eléctrico y mejorando su fiabilidad.

“Las tecnologías de control actuales basadas en modelos de control centralizados en tiempo real, como es el caso de los SCADAS, son adecuadas para monitorizar los equipos de mayor tamaño, como las subestaciones primarias, pero se enfrentan a muchas más dificultades en otros escenarios, como cuando se intenta extender el control a niveles inferiores en la red, y todavía aún más en el caso del cliente final, debido al gran volumen de información que es necesario gestionar”, explica Juan Prieto.

AGM, al igual que el sistema nervioso de un ser humano, es capaz de evaluar los riesgos de operación directamente en campo, reaccionando automáticamente para evitar daños sin necesidad de esperar a un análisis central y las órdenes posteriores. La extensión de las actividades de monitorización y control desde los centros de mando a los activos de la red (subestaciones primarias y secundarias y consumidores) permite el procesamiento y análisis de los datos, enviando únicamente al operador la información valiosa -comocomo averías o incidencias que has sucedido o sucederán a corto plazo- para asegurar la coordinación eficiente de todos los recursos sin obstaculizar el análisis simultáneo de millones de señales.

Tecnología IoT para mejorar la fiabilidad y la eficiencia

La plataforma de gestión de red de Indra combina tecnologías Internet of Things (IoT) y de gestión distribuida para crear un ecosistema donde clientes, generadores, comercializadores y operadores puedan interactuar de forma abierta y automática.

La inteligencia distribuida permite al cliente final automatizar los criterios de gestión de sus consumos y generación de forma coordinada con el resto de operadores a través de servicios y precios de mercado. Esta misma inteligencia distribuida facilita la reacción automática de la red ante riesgos como interrupción del servicio o desequilibrios entre la oferta y la demanda así como coordinar la respuesta con los clientes finales conectados y los operadores. Por su parte, la aplicación de tecnologías IoT permite a los operadores y comercializadoras intercambiar información y peticiones de actuación en tiempo real con millones de dispositivos y a los clientes realizar una operación más fiable y eficiente.

Active Grid Management se integra con InGRID, el sistema de gestión de las redes de distribución de Indra, que ofrece un moderno modelo de control y explotación incorporando el concepto de las Smart Grids a los procesos de operación de la red. Asimismo, incluye otros sistemas desarrollados por la compañía para la gestión energética de la red, como las soluciones de gestión energética en clientes industriales y domésticos, así como las nuevas plataformas para la gestión directa de intercambios energéticos entre clientes y comercializadoras.

Primeras experiencias de éxito

Indra está desarrollando los pilotos de la plataforma en Europa, Latinoamérica, Asia y Oceanía. Esta solución ya está monitorizando los niveles de media y baja tensión de la red de Irlanda y Filipinas y facilitando la gestión directa de edificios, paneles solares y baterías en el campus de la Universidad de Monas (Australia).

Asimismo, la compañía de consultoría y tecnología, forma parte del consorcio de SENSIBLE (Storage Entablad SustaInable Energy for BuiLdings and communities), un proyecto de innovación cuyo objetivo es la integración de diferentes tecnologías de almacenamiento de energía en redes eléctricas locales así como en hogares y edificios para aumentar la autosuficiencia, la calidad del suministro y la estabilidad de la red con el fin de crear modelos de negocio sostenibles para la generación y almacenamiento de energía. En la actualidad, se están desarrollando pilotos en Évora (Portugal), Nottingham (Reino Unido) y Nuremberg (Alemania).

Publicado en Eficiencia Energética

Indra, una de las principales compañías globales de consultoría y tecnología, ha realizado el diseño, fabricación e integración de los elementos más críticos del sistema de radiofrecuencia del prototipo de acelerador de partículas LIPAC que ha sido desarrollado al norte de Japón, uno de más avanzados del mundo en este campo. El papel de Indra, que también asume funciones de asistencia técnica en la integración de los sistemas suministrados, se enmarca dentro del proyecto internacional IFMIF-EVEDA, fruto de una iniciativa impulsada conjuntamente por Japón y la Unión Europea.

Indra es la principal empresa española que ha formado parte en este proyecto, que es un hito clave en el ámbito científico dentro de una hoja de ruta que tiene como objetivo la construcción de un gran reactor que facilite la producción de energía limpia de forma masiva y constante, al tiempo que viable desde el punto de vista comercial, y que pueda ser replicado en diferentes puntos del globo.

El ya célebre proyecto ITER está en el germen de la ambiciosa iniciativa IFMIF (International Fusion Materials Irradiation Facility). El programa IFMIF de subdivide en varios proyectos pioneros. Entre ellos, el proyecto IFMIF-EVEDA se centra en la validación los principales elementos técnicos de la instalación (mediante la construcción de prototipos) y el desarrollo de la ingeniería de detalle.

La tecnología de Indra y la fiabilidad de sus soluciones han contribuido desde 2008 al impulso del proyecto IFMIF-EVEDA desde diferentes ópticas: realizando el diseño de detalle, fabricando e integrando ocho módulos de radiofrecuencia que inyectarán potencia a varias de las cavidades del acelerador, especificando y suministrando el material que permite la interconexión de los módulos de radiofrecuencia con las cavidades así como otros sistemas que garantizan el correcto funcionamiento de los subsistemas y facilitando asistencia técnica y capacidades de integración.

La última etapa del proyecto IFMIF-EVEDA está teniendo lugar en las instalaciones en Rokkasho, al norte de Japón, donde está alojado el prototipo. Los profesionales de Indra están supervisando la puesta en marcha de los avanzados sistemas de radiofrecuencia instalados. El proyecto es especialmente relevante dado que no existe en la actualidad ninguna instalación destinada a ensayos de irradiación con capacidad para simular de forma fidedigna las condiciones que se dan en el interior de un reactor de fusión. Es por este motivo que el proyecto se presenta como un paso importante en el desarrollo de la fusión por confinamiento magnético. España ya ha presentado su candidatura para albergar la sede del futuro acelerador que será construido en la siguiente fase del programa, IFMIF-DONES.

La comunidad científica ha depositado grandes esperanzas en la fusión como una fuente de energía inagotable y con escaso impacto ambiental. Se trata de uno los grandes retos energéticos de las próximas décadas, de ahí que, junto con el ITER, el programa IFMIF sea determinante para confirmar que la producción masiva de energía por fusión nuclear no sólo es posible, sino que también es viable desde el punto de vista comercial.

La intervención de Indra ha sido canalizada a través del Centro de Investigaciones Energéticas, Medioambientales y Tecnológicas (CIEMAT).

El rol de Indra en este proyecto es un nuevo ejemplo de cómo su alta capacidad para desarrollar soluciones tecnológicas fiables le permiten participar en grandes hitos. Este es el caso, entre otros, de la contribución de Indra al sistema Galileo de posicionamiento global, al programa Copernicus de observación de la Tierra y al programa SST (Space Surveillance and Tracking) de la Comisión Europea, que se encarga de proporcionar un sistema de vigilancia y seguimiento de objetos espaciales cuyo objetivo principal es detectar e identificar éstos, calcular su posición y trayectoria en el espacio con el fin de hacer seguimiento y catalogar estos objetos que orbitan alrededor de la Tierra.

Publicado en Sostenibilidad

Indra ha renovado su presencia en el índice Dow Jones Sustainability Index (DJSI) World, lo que su pone su permanencia ininterrumpida durante doce años en este índice mundial de referencia en sostenibilidad. Es, además, la única compañía del sector tecnológico de Servicios de TI e Internet que permanece en este selectivo desde su entrada en 2006.

El DJSI World es un índice con una gran fluctuación, en el que cada año crece la exigencia y competencia para entrar y mantenerse. La permanencia de Indra como una de las compañías líderes a escala mundial supone, por tanto, un reconocimiento a su compromiso con la creación de valor y la sostenibilidad a largo plazo, así como su apuesta por la mejora continua en su desempeño.

En esta edición 2017/2018, Indra ha sido una de las 11 compañías de su sector incluidas en el Índice, de las 83 compañías de todo el mundo invitadas a participar, gracias a su buena valoración general en las variables económica, medioambiental y social. Su puntuación ha mejorado especialmente en aspectos como las prácticas laborales, consiguiendo la mejor puntuación del sector, así como en el desarrollo del capital humano y la gestión de la innovación.

Indra destaca también frente a la media del sector en la gestión de la relación con el cliente, en sus políticas y sistemas de gestión medioambiental y en códigos de conducta.

El índice DJSI World, elaborado por la firma de inversión especializada en sostenibilidad RobecoSAM con la metodología de S&P DJI, escoge a las 320 compañías socialmente más responsables de entre las 2.528 empresas más grandes del mundo. La familia de índices que forman el Dow Jones Sustainability Index se viene elaborando desde 1999 con información solicitada previamente a las empresas de mayor capitalización bursátil, y constituye un índice de referencia para los sectores empresariales y financieros. La información y datos requeridos para estimar la incorporación de una compañía al DJSI World se obtienen del análisis de un amplio cuestionario y de la información pública de las empresas, a los que se aplican reglas para convertir un promedio de 600 puntos de datos por empresa en una puntuación global, que determina la inclusión en el Índice. Las compañías que entran a formar parte del DJSI son reconocidas públicamente como líderes en las áreas social, medioambiental y de gran actividad económica.

 

Publicado en Sostenibilidad
NOTICIAS RELACIONADAS

Datos Revista Energía de Hoy

Datos Revista Energía de Hoy

Telf. +34 913 291 431 / 936 802 027

Centro de Negocios Eisenhower, edificio 4,
planta 2, local 4
Av. Sur del Aeropuerto de Barajas, 38
28042 - Madrid
info@novaagora.com




Suscripción newsletter

Debe confirmar suscripción

Popup descarga